NUESTRA HISTORIA

Nuestra historia llena de sabrosas anécdotas empieza en California en el año 1969 cuando se crea nuestro delicioso jugo Clamato®, un coctel hecho de jugo de tomate y especias, que le dan ese sabor único que despierta los sentidos.

Los agricultores fueron los primeros en disfrutar la marca, que con su refrescante sabor hizo más livianos sus largos y duros días al sol. Al poco tiempo, Clamato se extendió a todo lo largo y ancho de los Estados Unidos y México, convirtiéndose en una bebida sumamente popular entre latinos de todas las latitudes.

Muy pronto se impulsó la popularidad de Clamato con Clamato Picante. Estos productos ayudaron a hacer aún más versátil esta bebida favorita de siempre.

Clamato ha pasado a ser el ingrediente indispensable de muchas bebidas, entre ellas la tradicional Michelada. Se dice que la Michelada apareció en Mexicali por primera vez en el “Bar los V-tarros”. Donde según se cuenta, era muy común el experimentar con la mezcla de bebidas buscando crear algo refrescante que ayudara a combatir el caluroso clima de la región. Testigos cuentan que fue el Sr. Camacho, propietario del “Bar los V-tarros”, quien junto a su compadre, fueron los primeros en crear la Michelada, una mezcla de Clamato con cerveza, salsa inglesa, salsa picante, limón y pimienta. Fue tan popular la receta, que muy pronto se extendió de Mexicali … ¡al mundo!

Clamato también es el ingrediente principal del cóctel #1 en Canadá llamado “Bloody Caesar®”. Esta bebida fue inventada en 1969 por Walter Chell, para la inauguración de un restaurante llamado Marcos. El “Bloody Caesar” es una mezcla de Clamato con vodka y especias.

Los que preparan bebidas y comida con Clamato siempre hablan de “Mi Clamato”, porque es una bebida que se presta mucho a que uno pueda hacerla propia, preparando ricas recetas a gusto personal.